Hoy en día, el sueño de los trabajadores mexicanos es tener un trabajo freelance, en el que puedan realizar sus labores fuera de la oficina, con las alternativas que brindan los dispositivos móviles, el Internet y la nube empresarial, que han hecho posible que un empleado cumpla con su trabajo sin presentarse a la oficina.

Sin embargo, hacer home office puede causar que el empleado prolongue su jornada laboral y que no encuentre un equilibrio entre su trabajo y su vida personal, ya que puede encontrarse ‘conectado’ gran parte del día, sin tener horarios fijos de comida, de entrada o salida y con esto, dificultad para alimentarse sanamente, tener actividades recreativas, convivir con su familia y descansar.

Tal vez te interese leer: Internet, abriendo oportunidades para ser emprendedores

Trabajar desde casa brinda muchas ventajas, como el ahorro en transporte y comida, pasar más tiempo con la familia u organizar el tiempo para atender a los hijos u otros familiares. Sin embargo, los expertos recomiendan trabajar solo 2 o 3 días a la semana fuera de la oficina, ya que un informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) reveló que el home office puede dañar la salud del trabajador.

La investigación se realizó conjuntamente por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y Eurofund, una agencia de la Unión Europea, con investigaciones realizadas en 15 países. El informe destaca la tendencia a prolongar la jornada laboral, a crear una superposición entre el trabajo remunerado y la vida privada y a una mayor carga de trabajo, que puede ser autoimpuesta o que impone el empleador al creer que hacer home office implica menos esfuerzo y horas de trabajo.

De acuerdo con el estudio, 41% de quienes hacen home office muestran niveles altos de estrés, en comparación con el 25% de quienes trabajan en la oficina a tiempo completo. Además, el 42% de las personas trabajan más horas que el tiempo completo y declaran que se despiertan varias veces por la noche, mientras que esto solo le ocurre al 29% de los empleados que laboran en la oficina.

Por otro lado, el trabajador home office mantiene un menor contacto con otros colegas.

El home office o teletrabajo sí es recomendable, pues tiene efectos positivos, no solo para los empleados sino también para el empleador, sin embargo, se recomienda no abusar del teletrabajo, hacerlo sólo 2 o 3 días por semana y desconectarse a tiempo, respetando los horarios de descanso y vacaciones.