Es sabido que las pequeñas y medianas empresas suelen hacer dinámicas grupales por lo menos dos veces al año con la finalidad de integrar a sus miembros mediante talleres vivenciales que tengan como prioridad el fomento de la creatividad, la integridad y el aprendizaje.

Pero, ¿que es un taller vivencial? Es un taller temático organizado para los miembros de una empresa, con el fin de desarrollar competencias sobre el trabajo en equipo. La diferencia entre éste y otros talleres o capacitaciones empresariales, es que los talleres vivenciales buscan generar una experiencia auténtica de integración por medio de retos creativos. Por ejemplo:
  • Retos culinarios:
En este tipo de talleres como te podrás imaginar está vinculada la comida, en ellos los empleados son desafiados a cumplir con la elaboración de un platillo en concreto y son puestos a trabajar en equipos. Al final sólo uno de ellos se corona como el vencedor. Otro ejemplo de taller culinario pone a competir a todos contra todos para que presenten la mejor propuesta gastronómica que puedan hacer con la dotación de ciertos ingredientes. En este caso gana quien haya sido más creativo y haya utilizado la mayoría de los ingredientes.
  • Actividades físicas:
Estos talleres son impartidos como rallys, en los cuales los trabajadores deben de asistir con ropa deportiva y dispuestos a ensuciarse. La cita suele ser en parques como la Marquesa, en donde son desafiados al estilo militar.
  • Desafíos teatrales o musicales:
Se trata de montar una obra de arte, una puesta en escena o tocar en un grupo musical. Todos los empleados fungen una rol importante a fin de cumplir con el reto. Este taller pone a prueba su capacidad de trabajar en equipo y de delegar funciones, por lo que tienen que confiar que todos harán su mayor esfuerzo aunque no sean expertos.
  • Proyectos ecológicos:
Estos talleres son implementados a fin de colaborar y generar un pequeño impacto positivo al medio ambiente. No hay nada como organizar equipos de trabajo orientados a beneficiar a la sociedad y a la naturaleza.
  • Visitas turísticas:
Habías pensado cómo podría ser pasar una temporada en la playa con tus compañeros de trabajo, pues a través de estos talleres se organiza una estancia vacacional  con el fin de implementar actividades que son realizados muy lejos de la oficina.
Si bien los talleres están enfocados a contribuir a mejorar el trabajo en equipo  entre los miembros de las empresas, los objetivos formativos están asociados con la toma de decisiones, el liderazgo, las estrategias, la comunicación, la integración y la adaptación que benefician directamente a la recién creada cultura de las empresas.